El despegue de los periódicos se complica

Los periódicos están a punto de recibir un nuevo golpe que vendrá esta vez del cielo. No se trata de ningún castigo divino –o quizá sí–, sino de un ajuste de la compañía aérea Air France que pronto pueden copiar otros. La compañía está estudiando dejar de repartir en breve ejemplares de prensa a sus pasajeros. A cambio, estos podrán descargarse sus ejemplares en formato electrónico en sus tabletas o smartphones.

A los rotativos franceses se les han puesto los pelos de punta, pues la decisión de Air France significa que dejará de comprar 130.000 ejemplares diarios. Si tenemos en cuanta que eso significa entre el 15% y el 20% de las ventas de prensa diaria en Francia, se entiende el nerviosismo desatado entre las empresas editoras.

Y por aquello de que cuando veas las barbas del vecino afeitar, la idea de Air France puede ser fácilmente copiada por otros operadores en otros países y desencadenar un efecto dominó que afecte al sector de forma global.

 

A %d blogueros les gusta esto: